Los locales profesionales son tratados como una vivienda secundaria. Se entiende por «vivienda secundaria» cualquier bien inmueble edificado (apartamentos, casas, locales comerciales, profesionales o industriales, etc.) que no constituye la residencia principal, es decir, el domicilio del propietario que es víctima de una ocupación ilegal. Más información sobre las viviendas secundarias okupadas.